miércoles, 25 de abril de 2012

dax

URGENTE24


En Brasil, Banco Volkswagen es la entidad bancaria de la automotriz volkswagen, que preside Thomas Schmall, quien ha solicitado recortes de alícuotas impositivas. Sin embargo, periodistas brasileños le hacen notar que Banco VW boicotea la solicitud gubernamental de bajar las tasas de interés. Pero el Banco VW explica sus motivos, tambien interesantes.

El Banco Volkswagen entró a contramano en la vía de recortes de las tasas de interés y de aumento de la oferta de crédito. El movimiento iniciado por los bancos públicos brasileros y acompañado por los mayores bancos privados, a pedido del gobierno de Dilma Rousseff, no sensibilizó a los dirigentes de la institución de Volks, de proporcionar préstamos a los interesados en adquirir los vehículos de la marca alemana. 
Sin demostrar atención a las proyecciones macroeconómicas, que apuntan una reducción en el crecimiento en el caso de que no se estimule lo suficiente el consumo interno, tal como lo considera apropiado el Gobierno, los dirigentes del Banco Volks salieron no sólo a justificar la ausencia de recortes en sus tasas de interés, sino también a difundir su punto de vista de que es muy peligroso actuar ahora en esa dirección laxa.
La negativa a bajar las tasas y la decisión de frenar la oferta de crédito muestran que la compañía dirigida en Brasil por el alemán Thomas Schmall no está dispuesta a ceder ante cualquier imposición. Sus críticos le recuerdan que Volkswagen fue uno de los primeros fabricantes de automóviles en pedir la reducción del IPI, el impuesto que impacta sobre los productos manufactureros. El Ejecutivo federal aceptó los argumentos y redujo las alícuotas del IPI, pero al momento de recibir una retribución de parte de Banco VW en forma de una baja en las tasas de interés y aumento de la oferta de crédito, no respondió segun las expectativas gubernamentales. 
La decisión de Banco Volkswagen puede tener un impacto directo en las ventas de automóviles de la marca, con el riesgo conocido de caída en las compras, galpones llenos de stocks y amenaza al ciclo de crecimiento económico.
En forma contraria a la reciente oleada de recortes en las tasas de interés de parte de los principales bancos minoristas, incluidas las líneas de financiamiento para automóviles, el Banco Volkwagen, el banco más grande en el nicho de la industria, frena la oferta de crédito.
Forzado a previsionar volúmenes cada vez mayores por las pérdidas esperadas, lidiar con los incumplimientos en las entregas -desde fines de 2009-, y previendo que ese comportamiento seguirá ascendente por lo menos hasta diciembre de 2012, el banco observa con preocupación el movimiento de los competidores.
"Es preocupante ser agresivo en un momento como éste", dijo a Reuters el director ejecutivo y de relaciones con los inversionistas del Banco Volkswagen, Rafael Teixeira. "Por eso, se optó por no hacerlo (un recorte de las tasas) en este momento".
Más que eso, el banco retiró el pie del acelerador para nuevas financiaciones. En el 1er. trimestre, la institución aprobó, en promedio, menos de la mitad de las solicitudes recibidas.
Ese movimiento pautó la desaceleración de la cartera de préstamos: una expansión de poco más del 10% acumulado en 12 meses, marzo incluido, a R$ 21.000 millones (US$ 11.173 millones). Es menos de la mitad del ritmo de los últimos años, de 25%.

No hay comentarios:

Loading...

Web_Cams_Travel